El regreso a clases y las tareas


¡Por fin regresan a clases! Pero, ¿Cómo regresar a la rutina y a los horarios que habían funcionado? Las tareas, ¡Ufff! El pleito de todas las tardes.

Cuando el año escolar comienza, todo parece espectacular, la mochila reluciente, los cuadernos limpios y el estuche con todo lo necesario para trabajar. Las Mamás también estamos relucientes y con el ánimo renovado para un nuevo ciclo escolar.

Te invito a encontrar una respuesta a las dudas sobre las famosas tareas ¿Lo ayudo a hacer la tarea?, ¿Qué tanto debo ayudarlo? Si lo dejo solo ¿Será capaz? ¿La maestra va a pensar que nadie lo atiende en casa?. Todas estas dudas se unen a las conocidas “tácticas” de los niños para que Mamá tome como propio el asunto tan desagradable de hacer la tarea. Veremos si te suena familiar “¡No entendí nada de lo que explicó!”, “De verdad puse atención pero la Maestra explica pésimo”, “Siempre borra muy rápido el pizarrón y a nadie nos dio tiempo de apuntar la tarea”, “Se me olvido el cuaderno en la escuela”. Además, están los múltiples obstáculos “personales” para hacer la tarea, como una sed inaguantable, un dolor de cabeza que solo se cura viendo la tv o unas ganas terribles de hacer pipí.

Cuando parece que la tarea va a quedar inconclusa, la Mamá-Chofer sale al rescate a casa de los amigos a conseguir la tarea o Mamá-Secretaria, hace la tarea de su hijo pues el pobre “no entendió nada”.

Varias Mamás se han convertido en las mejores secretarias ejecutivas del mundo, piensa por un segundo: ¿Si tuvieras una secretaria tan eficiente, la despedirías?, creo que tu respuesta es que no lo harías. Estás acostumbrada a sus servicios y a depender de ella. Lo mismo pasa con tus hijos.

Tips para al regreso a clases y acabar con los conflictos de la tarea: Establece una rutina y pon reglas claras en casa. El saber qué esperar, es decir, que actividad sigue, les proporciona seguridad, sentido de responsabilidad y favorece el orden y la auto-disciplina.

  1. El horario de la tarea. Te sugiero que sea antes de cualquier otra actividad pues después de salir a jugar o ver la tv, es más difícil que retome una actividad menos divertida como la tarea.

  2. Fija un lugar determinado para hacer la tarea. Te recomiendo que sea lo más lejos posible de distracciones.

  3. Márcale un tiempo límite. Deja un reloj o cronómetro cerca para que esté consciente del tiempo, esto ayudaría más que tus recordatorios que lo pueden poner nervioso.

  4. La tarea es el “pase” para lo que le gusta hacer en la tarde. Si tu hijo sabe que la tarea es un requisito, la hará y “batirá record” con tal de salir a jugar.

Préstale tu ayuda o dale pequeños empujoncitos que lo animen, pero en el momento de que se avecina la tormenta, ¡Retírate!. Es preferible que se enfrente a las consecuencias de sus actos como una mala calificación, que a una Mamá desgastada y enfurecida.

#orden #Responsabilidad #Regresoaclases #tareas

© 2020 por Alejandra Gabayet M.

Terapeuta Familiar Infanto-Juvenil

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • Blogger - círculo blanco

Síguenos para recibir consejos de crianza positiva.