Tips prácticos para ayudar a los niños a manejar el estrés


Del mismo modo que nosotros los adultos, los niños también tienen dificultades para manejar el estrés. Un exceso de tareas, conflictos en la familia y problemas con los compañeritos del colegio, suelen ser los factores de estrés que invaden a los más chiquitos.

Por supuesto, una cierta cantidad de estrés es normal. Es habitual sentirse estresado por comenzar la escuela, por saber con qué amiguitos les tocará en el salón, con qué Maestra, o también, ante la perspectiva de un examen importante, sobre todo, si la presión de Mamá y Papá por subir calificaciones esta presente. De hecho, es normal y esperable tener día a día cierta dosis de estrés, pues ayuda a movilizarnos e incluso a ser más responsables.La clave para ayudar a los niños a manejar el estrés tiene que ver con enseñarles a resolver sus problemas, planificar y saber cuándo decir no a las diversas actividades y compromisos.Aquí encontrarán algunos consejos para ayudar a sus hijos a manejar el estrés con éxito. Espero los encuentren útiles y puedan ponerlos en práctica:

1 . Controlar la sobreactividad

Uno de los mayores factores de estrés para los niños es el exceso de actividades. Hoy se espera que los niños presten atención y trabajen en la escuela durante siete horas, sobresalgan en las actividades extracurriculares, vuelvan a casa, terminen la tarea y vayan a la cama para volver a hacerlo todo de nuevo al día siguiente. Pero ¿Dónde está el tiempo de inactividad?.

Los niños necesitan ese tiempo de inactividad. Sus cerebros y cuerpos necesitan descansar, y ellos no pueden darse cuenta de esto por sí mismos. Así que saber si tu hijo tiene un exceso de actividades es importante al objeto de asegurarte de que en su agenda hay suficiente tiempo de inactividad.

En los cursos sobre Parenting Skills, sugiero a los Padres participantes establecer con imágenes la rutina del día, siempre cuidando dejar una hoja en blanco, en donde se permita a los niños tener un break de tantas actividades y clases vespertinas. Muchas veces, somos nosotros las Mamás, quienes decidimos inscribir a los niños en varias actividades extracurriculares, y somos las primeras en sentirnos estresadas por el tiempo, el tráfico, el llegar tarde a la clase, los costos excesivos, etc. Las invito a echarle un ojo a su agenda y reestablecer las prioridades. También las Mamás necesitamos tener una hoja en blanco en nuestra rutina diaria, ¿No lo creen?.

2 . Dedicar un tiempo para jugar

Es importante realizar actividades en las que no exista la presión o la competencia. Los niños más pequeños suelen hacer esto de forma natural. Pero los niños de más edad pueden olvidar simplemente cómo jugar. Combinar el juego con la actividad física es también fundamental para el bienestar.

3 . Hacer del sueño una prioridad

El sueño es vital para todo, desde reducir el estrés hasta impulsar el estado de ánimo o mejorar el rendimiento escolar. Si tu hijo no está durmiendo lo suficiente puede ser otra señal de alerta de que está demasiado atareado. Una vez más, reducir los compromisos suele ayudar. También es útil hacer hincapié en la importancia del sueño y en la creación de un entorno que lo facilite.

En consulta, varios Padres me preguntan sobre la cantidad de horas que debiera dormir su chiquito según la edad. Aquí encontrarán una tabla que podría ayudarlos a aclarar estas dudas, además de establecer la rutina del día. Recuerden que la rutina y el saber qué esperar, brinda seguridad y estructura a los niños, intenten que las actividades sean lo más exactas posibles, por supuesto, teniendo en cuenta una variación de media hora si así lo amerita.

4 . Enseña a tus hijos a escuchar su cuerpo

Enseña a tus hijos a comprender su propio cuerpo y la fisiología del estrés. Anímalos a escuchar lo que sus cuerpos están diciendo. Si bien es normal que el estómago de un niño se sienta nervioso en el primer día de escuela, salir de clase por un dolor de estómago o despertarse varias veces con un dolor de cabeza es un signo de que hay demasiadas cosas.

5 . Mamá y Papá, manejen su propio estrés

El estrés es muy contagioso. Cuando los padres están estresados, los niños también se estresan. Si estás viviendo en un ambiente poco estructurado tu hijo lo notará de inmediato. Es importante servir de modelo a tus hijos para que lleguen a afrontar con eficacia el estrés. Les recuerdo una frase de la Madre Teresa de Calcuta, que en lo personal, la considero oro molido “La palabra convence, pero el ejemplo arrastra”. Modelar con el ejemplo de autocontrol y autodisciplina, ayudará a los niños a seguir el ejemplo de Mamá y Papá.

6 . Prepara a tus hijos para hacer frente a los errores

Una gran parte del estrés infantil proviene del miedo a cometer errores. Hay que recordarles que no se espera de ellos que lo hagan todo bien. Además, si bien es cierto que tomar buenas decisiones es una habilidad, es tal más importante aprender a recuperarse de una mala decisión. Es fácil estresar a nuestros hijos por no ayudarles a entender que meter la pata es parte del proceso. Es necesario ayudar al niño a entender los pasos a seguir después de una mala decisión.vez más importante aprender a recuperarse de una mala decisión. Es fácil estresar a nuestros hijos por no ayudarles a entender que meter la pata es parte del proceso. Es necesario ayudar al niño a entender los pasos a seguir después de una mala decisión.

Espero hayan disfrutado esta pequeña lectura, ¡Estoy al pendiente de sus comentarios!.

#mindfulness #Emocionespositivas #tareas #Regresoaclases #Juegoinfantil

© 2020 por Alejandra Gabayet M.

Terapeuta Familiar Infanto-Juvenil

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • Blogger - círculo blanco

Síguenos para recibir consejos de crianza positiva.