Podemos ayudar a los niños a quererse más


Nuestros hijos se exponen a personas y situaciones que afectan el amor por si mismos. Como padres ¿Qué podemos hacer?. Aquí van algunas sugerencias:

  1. Pon atención en como corriges. A veces, y sobre todo después de un día largo o varios días de vacaciones, vemos a los niños con telescopio enfocando solamente lo malo que hacen. Resalta el esfuerzo aunque sea mínimo, así se motivan a esforzarse cada vez más. Elógialos verbal y físicamente con besos o abrazos, pero sobre todo, fíjate el proceso más que en el resultado. Por ejemplo, el chiquito que está aprendiendo a vestirse solo y se pone la camiseta al revés, en vez de decirle “te la pusiste mal”, intenten decirle “que bien te pusiste la camiseta tu solito”.

  2. Se un modelo positivo, pues a veces entre el estrés y las prisas, somos pesimistas sobre nuestras capacidades y limitaciones, ¡ojo! Tu hijo acabará siendo tu reflejo. Cuida tu propia autoestima y resalta tus propias cualidades, así ellos también aprenderán a hacerlo.

  3. Establece límites claros, una manera fácil de recordar cómo hacerlo son las tres C´s, límites Consistentes, Claros y Concisos. Por ejemplo, si deja todos los juguetes en el piso, no los recojas tú misma, en vez de esto anímalo a recogerlos, si se resiste, la consecuencia es que no contara con estos juguetes por un tiempo.

  4. Bríndale atención y tiempo de calidad, el celular y los múltiples grupos de Whatsapp nos roban el tiempo que podríamos dedicarle con atención plena a los hijos. Aparta tiempo para dedicarlo exclusivamente para ellos, no tiene que ser mucho tiempo, pero si por ejemplo tienes prisa, házselo saber y acuerda cuando le prestarás atención, por ejemplo, puedes decirle: “cuando acabe de lavar los platos me siento contigo y leemos el cuento” y por favor siempre cumple lo que dices.

  5. No olvides mirar a los ojos y que tu lenguaje corporal denote atención. El niño debe sentir que tienes en cuenta sus necesidades y que te interesas por sus asuntos. Por favor, no le respondas sin voltearlo a ver a los ojos y mientras tú estás viendo tu celular.

  6. Identifica y corrige las creencias erróneas de tus hijos, muchos niños entre los 3 y 5 años sobre todo, se frustran con facilidad ya que están tratando de hacer muchas cosas por sí mismos y pueden llegar a creer que no son capaces, refuerza su perseverancia tanto como los logros. Enseñar a los niños a establecer criterios más precisos y a ser más realistas al evaluarse les ayudará a desarrollar un concepto más saludable de ellos mismos.

  7. Tu amor es muy importante para estimular la autoestima de tu hijo. Bésalo, abrázalo, elógialo, hazle saber lo mucho que lo amas y te sientes orgullosa de él; todo esto contribuye en que tu hijo tenga mayor confianza en si mismo.

  8. Resalta las conductas y no al niño, cuidado con las etiquetas. Comentarios como “Siempre te portas mal” hará que tu hijo se subestime y no aclaremos cual es la conducta inapropiada, lo mismo con “eres un mal educado” y ni siquiera saber por qué.

  9. Déjalo que cometa errores, permítele equivocarse. Los errores son lecciones valiosas para que tenga confianza en sí mismo. Cuando algo le salga mal hazlo notar y pregúntale que puede hacer para que no vuelva a pasar, esto motivará la toma adecuada de decisiones. Analiza tu propia conducta, muchas veces como padres somos perfeccionistas y obsesivos, cuando cometamos un error aceptémoslo, de esta manera el niño también lo hará.

  10. Ayúdalo a participar en experiencias constructivas. Las actividades que favorecen la cooperación en vez de la competencia son especialmente valiosas para fomentar la autoestima. Procura hacer actividades que favorezcan la creatividad y la exploración de sus habilidades.

  11. Fomenta riesgos saludables, sin riesgos no hay oportunidades para el éxito. Anímalo a que explore algo nuevo, como probar comida diferente, hacer un nuevo amigo y andar en bici. Siempre hay posibilidad de fracasar, pero si no hay riesgos no hay ganancias.

Recuerda que durante los primeros años el niño aprende a autovalorarse en el seno de la familia. Crecer sintiéndose amado y seguro facilitará el desarrollo de una adecuada identidad personal y a quererse a sí mismo.

Como Terapeuta Familiar sinceramente creo que Mamá y Papá podemos hacer mucho más en casa de lo que cualquier terapeuta puede trabajar en consulta sin el apoyo de la familia. ¡Los invito a poner en práctica estas sugerencias!

Alejandra Gabayet Manzano

Terapeuta Familiar Infanto-Juvenil

alegabayet@gmail.com

#Emocionespositivas #paternidad

© 2020 por Alejandra Gabayet M.

Terapeuta Familiar Infanto-Juvenil

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • Blogger - círculo blanco

Síguenos para recibir consejos de crianza positiva.